22 oct. 2013

"Bienvenidos al fin del mundo", Edgar Wright, 2013/"The World's End".

No voy a ser original en el comienzo de la entrada. La trilogía del cornetto se ha acabado con otro sabor. Y echaremos de menos el conjunto formado por Edgar Wright, Simon Pegg y Nick Frost.
Empezada con "Shaun of the dead" (2004) una genial parodia del género de los zombies, seguida de la hilarante "Hot fuzz" (2007) siendo mi preferida y terminándola con la muy divertida "Bienvenidos al fin del mundo".

Llegan los cinco mosqueteros (no tres) para recordar la ruta de los pubs de la ciudad donde vivian. Pero Gary King (Simon Pegg) y Andy (Nick Frost) no están solos. Está
n acompañados por Oliver (Martin Freeman), Steven (Paddy Considine) y Peter (Eddie Marsan). Geniales actores los cinco. No olvido a Sam (Rosamund Pike) otra mosquetera.

Estos cinco mosqueteros vivirán y rememorarán aventuras del pasado y las seguiran en el presente.
Divertida y con muchísimo ritmo desde el inicio. Quitando algún momento donde te dan un poco de respiro. Entre los chistes, la acción y los cameos, la historia va deslizándose sola sin querer que termine.

El nuevo sabor de la ciencia ficción no desentona con los demás. Aunque quizás es la menos original de las tres, pero si está rodada de una manera magistral como ya hizo con "Scott Pilgrim contra el mundo" (2010) y poniéndole un sentido del humor a veces demencial.

Los pubs nos recordará a la historia de "Shaun of the dead" (2004). La película huele a cerveza y a amistad. Al fin y al cabo es otra oda a la amistad desde el inicio al final de la historia.

Ojalá hubieran más sabores y más Cornettos. La película tiene un gran final, bastante digno de la trilogía y aunque no lo parezca la película es una crítica al estado actual de la sociedad. En que película se puede obviar el estado actual de la sociedad. No contaré ningún chiste ni haré spoiler pero a veces me recuerda a la gran "Guía del autoestopista galáctico" (2005) y a la serie "Spaced" (1999-2001) que para eso el guionista era el mismo. Y de las tres, es la que tiene más acción.

Como se nota que Simon Pegg le gusta escribir con Edgar. Le cede casi todo el protagonismo a él. Pero atención a Nick Frost y los demás. Están geniales. Y no olvidar los cameos o pequeñas aportaciones. Sólo queda disfrutarla. Y disfrutar de la música noventera. ¡Oh! que nostalgia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario