19 sept. 2012

"Sucker Punch", Zack Snyder, 2011.

Zack Snyder con esta película nos ha regalado un videojuego. Pero en este videojuego  no podemos participar ni  jugar. Solamente mirar.
A lo mejor todavía estamos aletargados por ver "Watchmen" (2009) o pensando en "Amanecer de los muertos" (2004) o en la superdivertida "300" (2006) que rompió moldes en su momento pero puede que esa estética a lo "Sin city" (2005) ya este pasada de moda. "300" (2006) por cierto es otro videojuego.
"Sucker Punch" es una película a lo Zack Snyder. A Zack le gusta arriesgar y ha dado el todo por el todo. Creando una película de acción y heroinas. Por cierto mucha acción pero no demasiada mala leche. Y esto es raro en el autor de "Amanecer de los muertos". Se echa de menos esa mala leche.
Viendo la peli lo pasas bien. Lo pasas bien al principio viendo o pensando que va a ocurrir con Babydoll (la guapa Emily Browning) y a donde la llevan: a  ese psiquiátrico tenebroso, acompañado por su padrastro pedófilo. Lo pasas bien viendo esos combates a lo "Kill Bill" (2003) o imaginando que es un videojuego. Y  lo pasas bien imaginando que estamos ante un "Shutter island" (2010) pero en pequeñito.
Todo lo que aparece en la peli vale, todo lo que aparece entre acto y acto en los decansos de los bailes y combates. Ese es el guión y la historia. Porque lo demás son bailes o combates de Babydoll y las heroinas contra nazis, monstruos, robots, dragones...Y esos continuos parones es lo que satura y nos cansa. Esa saturación de escenas y combates.
Digamos que es una película de heroínas y de superheroínas al igual que ya hizo con "Watchmen",  Zack convierte en héroes a gente normal y corriente en este caso a cinco chicas que estan internadas en un psiquiátrico a punto de ser lobotomizadas por mad men.
Lo que realmente importa de la historia es..¿Qué estamos viendo?, ¿Qué ocurre?, ¿Porqué pasa esto?....mezcla realidad con ficción, historia real con sueños. Nos está diciendo que el poder que tenemos es superior a cualquier fuerza o violencia y que con ese poder podemos hacer cualquier cosa que queramos y deseemos...y realmente de eso va la película. El deseo de poder cambiar algo.Podemos hacer lo que queramos y lo que nos de la gana.
La historia es divertida, con una estética muy de los 2000 y bastante steampunk (dirigibles por doquier)..mezclando videojuegos, con Kill Bill...pero realmente los escenarios están muy conseguidos por la banda sonora de la película y por la estética gótica y oscura. Contando con un malo que a lo mejor no asusta demasiado el blandito Blue Jones (Oscar Isaac)
Realmente desde "Watchmen" estoy esperando alguna sorpresa de Zack. No lo consiguió con"Ga'hoole" (2010) una simpática y a veces oscura película de animación sobre lechuzas. Y ya con Sucker pues como dije antes se queda en un videojuego divertido.
Lo más On: Me quedo con el final, y con algunas secuencias de acción muy bien rodadas sobre todo la primera detodas el combate a lo Kill Bill. Ah y la aparición de todas las chicas con la aparición estelar de Jena Malone. Y el grande grande Scott Glenn.
Lo más off: La reiterativa repetición de las escenas de acción y un guión a veces un poco simplón (llave, fuego..) aunque este termina con mucho tino.
El año que viene Zack estrena "El hombre de acero"....¡tachán!






























17 sept. 2012

"Like crazy", Drake Doremus, 2011.

Película no estrenada en España. Una película que obtuvo el Premio Especial del jurado en la pasada edición del Festival de Sundance y que Felicity Jones ganó el premio de mejor actriz por su interpretación como Anna.
Llamándose "Like crazy" o "Como locos" es muy díficil que vaya a conseguir distribuidora por el ya saturado circuito de comedias/dramas románticas de jovenes actores a lo Zach Efron como por ejemplo "Cuando te encuentre",2012 y títulos por el estilo.
"Like Crazy" de Drake Doremus es una película muy íntima. Donde dos jovenes se conocen cuando estan a punto de graduarse. Anna (Felicity Jones está genial) y Jacob (Anton Yelchin) empiezan un romance cuasiadolescente. Pero no todo es tan fácil. Ella es inglesa y debe regresar con su familia y abandonar Los Angeles.
Ahí es cuando empiezan los problemas (visados) y el drama. Está contado de una manera muy íntima como dije antes y muy contenida. A base de miradas,llamadas de telefonos, y unas elipsis muy conseguidas nos va describiendo los estados de ánimo de los dos jovenes (muy maduros).
Para mí ha sido una sorpresa. Una peli que está mucho más cerca de "Once" (2006) o de "Love story" (1970) que de esas ñoñerias que se ven cada dos por tres sin ninguna gracia y que todos sabemos como van a terminar.
Esta sin embargo a lo mejor no aporta nada nuevo, no es una historia original (es lo que tiene el género romántico), pero los actores están tan bien que la historia cobra vida y sentido. Mostramos empatía por ellos, nos preocupamos, nos metemos en sus vidas porque esas cosas también nos han pasado a nosotros (para bien o para mal).
Además esta rodada con un gusto exquisito. A veces un pelín videoclipero a lo Isabel Coixet pero para nada ñoño. Nunca juega con la sensibleria de los personajes y eso es díficil de conseguir. Todos los personajes se comportan de manera muy natural...hasta los padres. A veces me recordaba a la gran "Matrimonio de conveniencia" (1990) de Peter Weir.
Ya era hora de encontrarnos una peli de este tipo tan bien contada.La recomiendo para los fans del género romántico y de las historias bien escritas. Solo pongo un ejemplo si os gustó "Solo un beso" de Ken Loach (2004) os gustará esta.
Lo más on: Las buenísimas interpretaciones de Felicity Jones como Anna y Anton Yelchin (visto en Stark Trek) como Jacob. Y la breve interpretación de Jennifer Lawrence.
Lo más off: El tema que a lo mejor no llama nada la atención y el nombre de la peli. Aunque el nombre tiene sentido cuando la vemos. ¡Os la recomiendo!