15 feb. 2013

"Las ventajas de ser un marginado", Stephen Chbosky, 2012.

Como en el final de "El club de los cinco" (1985) donde el personaje "lanza" un dedo y proclama su libertad ante todos, en esta Charlie (Logan Lorman) sale victorioso de todos sus combates.
Stephen Chbosky nos regala un homenaje a los años 80's, a la música y a Holden Caulfield el personaje central de "El guardian entre el centeno" el libro que lanzó a la fama a Salinger.
Si tuvieramos que escoger un tema central de la película ese sería el de la libertad durante esa étapa que llamamos adolescencia, una étapa con todo tipo de descubrimientos ya sean sexuales o musicales. Una étapa que puede ser genial o una verdadera mierda.
Charlie empieza el instituto y no tiene amigos. Solamente tiene problemas y desiluciones. Pero es conocer a dos personas: Sam (Emma Watson) y Patrick (Ezra Miller), dos hermanastros que cambiara su vida por completo. Pero es reciproco ya que Charlie también ayudará a esos dos hermanastros durante ese primer fatídico año.
Y de eso va la película. Amistad, ilusiones, amor, desamor, desiluciones, fracasos...
Podría ser un género en sí. El adolescente que persigue su primer amor rodeado de problemas y que esos sucesos transcurren en la ciudad de Nueva York. Nueva York tira mucho. Y el adolescente que quiere ser escritor aún más. Por eso ese parecido a Holden Caulfield.
Nueva York está muy presente en el cine sobre adolescentes. Por recordar algunas películas que no sean de Allen o demasiado antigüas. El enamoramiento aparece en "Fiebre del Sábado noche" (1977) para tornar hacía la comedia o el drama más amargo o las recientes y menos densas "El arte de pasar de todo" (2011) o "Una historia diferente"(2010).
"Las ventajas de ser un marginado" es perfecta para recordar los años 80's. tanto con las  comedias adolescentes de John Hughes como con la música ochentera de Sonic Youth o The Smiths. Merece la pena ver como Charlie y Sam (momento Titanic) descubren a David Bowie o a los Sonic Youth. La banda sonora en general es genial.
Pero esta va un poquito más allá. No es tan superficial como la mayoría de comedias adolescentes ya que toca un problema (o varios) que no se ha visto demasiado en el cine. Y además lo describe de una manera muy sutil y se podría decir de una manera no fea.
Como podemos intuir la adolescencia no es tarea fácil (ni era) y nadie quiere ser un marginal o un invisible. Todos luchamos o habíamos luchado para no encontrarnos con eso en esos pasillos o aulas. En esta, los personajes huyen de su cotidianiedad con la busqueda de la amistad o con la música. Y por supuesto con la busqueda del amor verdadero. Cosa harto díficil en estas edades.
También el alumno necesita ayuda como en "El club de los poetas muertos" (1989) o "El indomable Will Hunting" (1997). Charlie tendrá la ayuda de su profesor, el profesor Anderson (Paul Rudd) un escritor que no ha tenido tanta suerte en su trabajo como escritor y se convierte en una especie de protector de Charlie como lo fue John Keating para con sus alumnos.
En definitiva una película para disfrutar con adolescentes y para los más nostálgicos de esos maravillosos 80's dónde todavía primaba escribir cartas e Internet todavía no existía y donde se regalaban cintas de música a tus amigos o novias.Podría ser una de las películas sobre adolescentes más completas del último lustro.
Dos curiosidades. La primera. No tan curiosa es la sensualidad de Hermione o Emma Watson todavía adolescente que rezuma sensualidad en todos sus movimientos, al igual que los otros dos actores Ezra Miller (Tenemos que hablar de Kevin) o Logan Lerman (Los tres mosqueteros).
La segunda curiosidad es que Stephen Chbosky es el autor del libro y de su propio guión. Ha tenido la oportunidad de hacerlo todo. ¿Cual será mejor?.

"Ip Man", Wilson Yip, 2008.

Cuando entramos en terrenos algo inexplorados nos podemos encontrar con sorpresas y con pequeñas joyitas. Cine de género al 100 % en este caso.
"Ip Man" o "Yip Man" es la historia de Yip man (Donnie Yem) el creador del Kung Fu. Todo ocurre en la ciudad de Foshan la cuna de las artes marciales en China. Allí debe de ir quién quiera ser un buen maestro y enfrentarse a Yip Man. Todos los maestros y forajidos quieren vencerlo. Pero es harto díficil. Todo cambia cuando los japoneses invaden China y empieza la guerra. La vida de la familia de Yip se complica y el nivel del juego aumenta. Aparecen enemigos más letales.
La película está concebida como si fuera un juego y poco a poco se van pasando los niveles y la dificultad aumenta. Todo muy normal dentro del género ya que podemos recordar desde "Operación Dragón" (1973), las primeras de Van Damme como "Kickboxer" (1989) o la más reciente "Chocolate"(2008).
Pero no solamente es una película de combates, también es una película histórica que cuenta la historia de un personaje y un momento muy puntual (1935-1945) dentro de la historia contemporánea china-japonesa la guerra cruenta que mantuvieron durante esos años.
Además no solamente los combates están bien realizados sino también los escenarios, vestuario y demás aspectos técnicos rayan la perfección. De hecho tuvo varios premios y nominaciones en los premios anuales de Hong Kong (2009).
El cine de género ya nos dejó en esta misma década algunas joyitas como "Kung Fu Hustle" (2004) o "Shaoling soccer" (2001) de Stephen Chow con más humor y parodia, aunque también Wilson Yip mete chistes y humor en la trama sin retener la acción.
Como ya dije antes la realización y el buen gusto a la hora de rodar es exquisita. Y viendo unos zooms y planos fijos un poco bruscos para resaltar una acción me recordó esos zooms bestiales de Tarantino en "Django desencadenado" (2012). Todo un lujo saber rodar ya que no todo los realizadores tienen ese don para rodar la acción.
La recomiendo sobre todo a los fanes del cine de género de acción y artes marciales.
Lo mejor: La mezcla acción/drama funciona bastante bien aunque a veces nos recuerde a películas como "Kickboxer" (1989) pero está es muy superior. También podemos recordar a veces a Po al fin y al cabo es Kung Fu lo que enseña Ip.
Lo peor: Puede que la película tenga un mensaje pronacionalista pero al fin y al cabo es un producto realizado en Hong Kong y el mensaje va destinados a ellos.

11 feb. 2013

"El fraude", Nicolas Jarecki, 2012.

Las sorpresas todavía existen. Y esta puede ser una de ellas. Presentada en el último festival de San Sebastián. Nicolas Jarecki nos regala otro Gordon Gekko personaje que aparece en "Wal Street" (1987) interpretado por Michael Douglas pero esta vez en la piel de Robert Miller (Richard Gere).
Desde que comenzó la crisis ya hace casi un lustro, se han realizado muchas películas sobre la crisis económica o sobre como surgió la crisis o contándonos como estos indeseables se enriquecen a costa de la gente. Puede que haya surgido un nuevo género y esperemos que este género no dure demasiado como ya dije cuando vi "Margin Call"(2011).
Pero tampoco es como "Margin Call" (2011) o "The company men" (2010) o cualquiera de estas que nos cuenta problemas sobre el paro, la economía o como surgió la maldita crisis.
"El fraude" es una película sobre un fraude o arbitrage. En ella aparece todo tipo de fraudes. Desde el fraude personal al fraude empresarial. Estamos rodeados de fraudes. Fraudes legitimados y no legitimados.
En la peli nos describe la situación de Robert Miller. Y como hace y deshace a su antojo. Nos describe todos los tejemanejes (o algunos) de las empresas, como ya vimos en "Margin call" (2011) o "Capitalismo, una historia de amor" (2009).
Rodada de una manera clásica sin ningún alarde y con buen gusto. La historia avanza poco a poco. Es una especie de caída económica y social, más o menos parecida a la de Dr. William "Bill" Harford en "Eyes Wide Shut" (1999) o Brandon en "Shame" (2011), pero que en estas últimas la caída también fue sexual. Las tres transcurren por las calles de Nueva York ciudad donde parece que los fraudes y caídas son más espectaculares.
También es interesante saber que es la primera película de Jarecki (el guión también es suyo). Puede que tengamos seguir la carrera de este cineasta.
Una de los detalles mas positivos de la película es el ambiente que rodea en todo momento la historia. Una atmosfera extraña que persigue a Robert Miller durante todo el momento. Gere está en estado de gracia y muy bien secundado por la mayoría de los actores que aparecen. Desde su mujer Ellen Miller (Susan Sarandon) y todos los que intentan ayudarle Jimmy Grant (Nate Parker) o mandarlo a prisión  como el detective Bryer (Tim Roth).
Lo negativo es que se tendría que haber mojado un poco más en el asunto y puede que estuvieramos ante una película mucho mejor. Es una historia que te hace pensar. Pensar  que ahora mismo no estamos seguros en nada y nos la pueden liar parda en cualquier momento. Y ellos no tienen miedo, solamente puede ser agarrados o puteados por su propia familia. Al fin y al cabo son los que estan más cerca.