29 oct. 2011

"Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio", Steven Spielberg, 2011.

Cuando en una película se aunan tantos egos como Spielberg, Peter Jackson y Edgar Wright nada o casi nada puede salir mal. Y han elegido dar vida a Tintín del belga Hergé y más en concreto "El secreto del unicornio" que es el primer tebeo  de las dos entregas, la segunda entrega se llama "El tesoro de Rackhan el rojo" que se entregaron entre el año 1942 y 1943.
Todo el valor han reunido para realizar la película en el sistema live action como anteriormente hizo Robert Zemeckis con "Polar Express", la película empieza al son de la música de John Williams y con unos títulos de crédito que nos recuerda a los de los años 60's de una originalidad increible relatándonos la vida del reportero Tintín famoso en el mundo entero.
La película es el tebeo, con todo tipo de detalles elevados al cubo, de un realismo increible y de unos dibujos que son perfectos ayudados de la fotografía de Janusz Kaminski ("La lista de Schindler"), desde el principio hay acción, y todo tipo de acción, desde la que nos recuerda a los antiguos cómicos mudos hasta la acción pura y dura a lo Indiana Jones, de hecho es díficil no recordar a Indiana Jones con la música de John Williams. La película es casi perfecta en el detalle, en la fotografía, y un crescendo en cuanto a la acción, terminando con un espectacular combate (no diré que clase de combate) y anteriormente una persecusión al más estilo Bond o Bourne por una ciudad Africana.
En cuanto a los personajes están presentados de una manera genial sobre todo Tintín en el mercado protagonizado por Jamie Bell, los demás personajes van apareciendo poco a poco Ivanovic Sakharine (Daniel Craig) un gran malo con mucho glmaour, el capitan Haddock (el gran Andy Serkis) con gran protagonismo en la película con un doble combate versus Rackhan el rojo/ Sakharine; y puede que lo más flojo o menos importante sean los agentes Hernández y Fernández protagonizada por la pareja Nick Frost y Simon Pegg, recordemos que el guionista es Edgar Wright ("Zombies Party").
La película es divertida, adrenalítica y con mucha acción, puede que sea una de las mejores películas de acción del último lustro, pero hay veces que con tanta acción puedes perderte un poco, con una realización cuasi perfecta de Steven Spielberg. Además el guión no está nada mal, pareces que estas leyendo el comic, porque están todos los detalles y eso que lo leí ya hace años (lo tendré que leer de nuevo), además de Wright en el guión también ayuda Steven Moffat guionista de "Doctor Who" o "Sherlock".
En fin una película con el sello incuestionable de Steven Spielberg y Peter Jackson. Para pasar un buen rato y disfrutar abiertamente del especáculo. Para fans de Tintín y de Spielberg y de las pelis de acción en general.
La película está realizada en 3D (no la he visto en RD) pero me arrepiento porque debe de ser una pasada.
PD:¡¡¡ No perder de vista a Milú!!!!!!!!

27 oct. 2011

"Exorcismo en Connecticut", Peter Cornwell, 2009.

Aqui estamos ante otra película que empieza:  "esta película esta basada en hechos reales" y claro es un poco díficil el poder hacerte una idea de si es verídico o no (dificilmente creo yo).
En la historia no aparece ningún exorcismo y eso que la película se llama "Exorcismo en Connecticut", lo que si aparece es una casa encantada ya que la película en realidad se llama "The haunting in Connecticut"..lo que traducido es "Encatamiento en Connecticut".
Peter Cornwell es el autor novato de esta película sobre encantamientos o posesiónes de casas o mansiones, más cercano al género de terror psicológico que al de exorcismos, recordándonos por momentos incluso a "Los otros" de Amenabar, o películas más clásicas como "Poltergeist" o más cercanas como "The messengers" (2007), y bebiendo directamente del cine Coreano o Japonés de películas de almas perdidas o espiritus con ganas de marcha.
La historia empieza cuando la familia Campbell debe mudarse por la enfermedad de Matt (Kyle Gallner) ya que donde vivian estaba lejos del hospital y se van a una mansión más cercana, y en la nueva casa empieza a ocurrirle o a aparecerle los espíritus a Matt y a chincharle, teniendo la ayuda de sus padres Sara Campbell (Virginia Madsen) y Peter Campbell que además de padre con problemas económicos es borrachín (Martin Donovan), poco a poco los espiritus se les aparece al resto de la familia...teniendo la estimable ayuda del Padre Popescu (Elias Koteas, visto en "Shutter island"), y durante el metraje se nos explica el porqué de estas apariciones.
La película está bien contada al principio, describiéndonos a los personajes, la enfermedad de Matt, el porqué de esas apariciones, pero a medida que avanza el metraje  el cambio de género es evidente y encima con la frase de está basada en hechos reales...es díficil creerte lo que le está ocurriendo a la familia Campbell.
En lineas generales es una película más del género mansiones encantadas con un final un poco light para mi gusto. Y si; un poco engañado por el nombre..."Exorcismo en Connecticut"...ya que no aparece ningún exorcismo, ¡¡como mucho un crucifijo imantado!!.

25 oct. 2011

"El rito", Mikael Hafström, 2011.

La película nada más empezar nos avisa que está basada en hechos reales, y encima basada en la novela de Matt Baglio "El rito". No se cuanto puede ser verídico de  la historia del Padre Lucas Trevant (interpretado por Anthony Hopkins) un jesuita de Gales que termina emigrando a  Roma exorcizando a todo poseido que se precie, incluso a domicilio. La historia empieza en los EEUU con Mikael Kovak (Colin O'Donaghue) que debe de elegir entre ser embalsadador o sacerdote, y elige lo segundo por supuesto...terminando en Roma haciendo un curso de exorcismo en el Vaticano, ya en Roma conoce a Lucas Trevant por medio del Padre Xavier (Ciaran Hinds). Luego la peli nos cuenta los diversos casos de poseidos hasta llegar al más importante (no hago spoilers).
La historia más que del exorcismo o de los poseidos, nos habla del bien y del mal, del escepticismo y de no creer en Dios, algunas veces ralla un poco el pro-catolicismo (y creo que es normal en todas las pelis o casi todas de este género) y el no ateismo, aunque el prota Michael Kovak es bastante ateillo y termina siendo sacerdote..Entra en el género de los exorcismos, pero tiene un punto de terror psicológico, sobre todo la evolución de Kovak o del padre de él Istvan Kovak interpretado por Rutger Hauer (Batman Begins). Impactantes son las secuencias de exorcismo de Rosaria que encima está embarazada (Marta Gastini), muy bien realizadas por Mikael Hafström, evidenciando la influencia nórdica de la novela negra o de las películas como "Déjame entrar" o "Millenium". Es una película detallista, quiero decir que se interesa por los detalles de los personajes en como se mueven, en lo que dicen...pero en la segunda hora del metraje sobre todo desde la aparición de la periodista metida con calzador e interpretada por Alice Braga desciende el interés de la peli y de la calidad del guión, ya que la primera hora está bastante bien contada.
Los últimos 20 minutos es una especie de combate entre el bien y el mal. Terminando como quiere la iglesia (conservadora). Tiene buenos momentos: uno al principio de la película donde parece que ya entra en juego el destino o el diablo para que Mikael sea sacerdote y el destino no se puede reescribir (dónde aparece un momento el grana actor Toby Jones)...Y dos; un momento de mucha tensión donde aparece el Padre Lucas con una niña pequeña. Antes de esta peli Mikael Hafström había realizado otra película de miedo psicológico "1408" (2007) y "Sin identidad" (2005)...y el guionista Michael Petroni había escrito "Possession" (2009). Todo queda entre expertos.
Es una película para fanes del cine de género y exorcismos...y como dato añadir el papel de Hopkins...aunque nos recuerda al Hannibal Lecter desde el primer momento en que aparece y también a Hulk he de decirlo. Tiene guiños hacia la película del género de exorcismo por excelencia "El exorcista"...pero queda muy lejos del terror-drama psicológico de aquella. Quizás si el guión hubiera sido mejor. O si la historia verídica hubiera sido más real otro gallo cantaria.