2 feb. 2012

Roman Polanski.

Estamos antes un autor que ha sobrevivido a todo tipo de desgracias, la muerte de su mujer Sharon Tate en 1968 y luego los pormenores que vivió y vive con la presunta violación a una menor en los años 70's y con todo esto su cine prevalece por encima de todo, un autor que desde 1962 con su primer largo "El cuchillo en el agua" se ha ganado un nombre propio en el cine contemporáneo de autor.
Su cine es ante todo psicológico, con personajes llevados al extremo, como se puede ver en sus primeras películas "Repulsión" (1965), "La semilla del diablo" (1968), y en obras más recientes como "El escritor" (2010), en donde prevalecen problemas o situaciones que atormentan a los personajes y no los deja ni un solo momento en toda la película (ni a los espectadores).
Polanski sobre todo ha triunfado en el género de suspense o thriller, desde los comienzos fue su género preferido, tras los títulos ya mencionados, vendría la gran "Chinatown" donde incluso se reservaba un interesante papel, "Tess" (1979) un drama con toques algo oscuros, "Frenético" (1988) un thriller angustioso en Paris con Harrison Ford, "Lunas de hiel" (1992), "La novena puerta" (1999), hasta llegar a "El escritor" (2010)...una de los grandes películas de suspense del último lustro.
Aunque también ha tenido severos batacazos como todo director como por ejemplo la comedia "Che?" (1972), "Piratas" (1986), o más recientemente "Oliver Twist" (2005) qué aunque siendo una más que correcta adaptación de la novela de Dickens no llamó tanto la atención ni a críticos ni a espectadores.
Tampoco se puede olvidar ´"El pianista" (2002), que consagró a Adrien Brody como actor y su figura como director la consagró aún más.
Y en el 2011 Roman estrenó "Un dios salvaje" adaptando una obra de teatro de Yasmine Reza, una de las películas más interesantes del pasado año pero que no ha tenido tanta repercusión como otras películas y todavía en los cines.
Aunque para mí Roman siempre será sinónimo de cine de calidad y de autor..un autor con una mirada única y un poco perversa. Uno de mis favoritos clásicos y contemporáneos.

30 ene. 2012

"La piel que habito", Pedro Almodóvar, 2011.

Almodóvar es la estrella, su cine aunque no guste tiene personalidad propia, tiene un sello propio, ya realice comedia, drama, melodrama, en esta ocasión se acerca más a "Hable con ella" (2002) o "Kika" (1993), que a sus dos últimas pelis "Volver" (2006) o "Los abrazos rotos", (2009)..
Adapta la novela de Thierry Jonquet llamada "Tarántula" con la ayuda de su hermano Agustín, y todo o casi todo queda en familia con la aparición de los geniales Jose Luis Alcaine en la fotografía y del muy internacional Alberto Iglesias en la BSO; y en el vestuario de Jean Paul Gaultier (sobre todo en los monos...y diseños)..y hace poco que la película obtuvo unas cuantas nominaciones para los Goya (una pena que no fuera a los óscars). A veces me recordaba a la gran "El coleccionista" de William Wyler.
Aunque Almodóvar se adentre en el thriller cientifico, tal cual David Cronenberg, sigue teniendo los diálogos Almodovarianos, a veces sin sentido o surrealistas..y como dije antes con personalidad propia desde el inicio. La historia comienza en Toledo como si hubiera empezado en cualquier otro sitio del mundo, no es relevante pero se nos dice...una historia con referencias a cualquier doctor hiper loco, desde Frankestein, a cualquier médico actual que tenga un ego bastante importante.
Antonio Banderas es el científico Robert Ledgard que está investigando la busqueda de una piel sintética que sea más perfecta que la piel humana, y para ello "usa" a personas, esa busqueda de la perfección, y no escatima en nada para volver a tener a su mujer junto a él. Vera Cruz (nombre cinematográfico) es Elena Anaya (se sale en la peli) y es la elegida por el doctor para conseguir la piel ansiada y a la persona amada y deseada. Todo esto ocurre en una clínica, con historias familiares, con desenlaces almodovarianos, y con personajes llevados al extremo como el de Marillia (Marisa Paredes) o Roberto Álamo ( Tigre Zeca) haciendo de tigre salido. La historia está dividida en dos partes, la primera en la que nos explica el porqué de la busqueda..y el porqué se comporta de esa manera el doctor Robert (a veces un poco raro Antonio Banderas), y la segunda es la aparición en escena de Vicente (un sorprendente Jan Cornet),  la transformación, y en un flash back nos exlica lo que ocurrió en el pasado...pero ya no contaré nada más (no spoileres). Otras apariciones son los actores Eduard Fernández y Jose Luis Gómez que vuelve a repetir con Pedro.
Una peli sorprendente, que mezcla géneros, thriller, drama, y como ya dije antes nos recuerda a sus diálogos más surrealistas como los de "Volver" (2006), aunque mantiene las apariciones musicales un poco fuera de lugar, en esta ocasión Buika (en "Volver" Caetano Veloso), o el sexo exagerado aunque más que exagerado teatral....y el principio del personaje de Banderas, que va aumentando poco a poco en peso interpretativo.
Tampoco está lejos del costumbrismo de "Volver" ni de los asesinatos, que a lo largo de la filmografía de Almodóvar es algo bastante recurrente...pero el final de "La piel que habito"..está rematado a la perfección..y solamente queda decir que es un Pedro Almodóvar. Y se merecía estar en los Óscars.