14 mar. 2012

"El árbol de la vida", Terrence Malick, 2011.

Parece que Terrence Malick pasa por una segunda juventud, primero por el estreno de "El árbol de la vida" el año pasado y segundo por la cantidad de proyectos que tiene en mente dirigir o producir durante el 2012.
"El árbol de la vida" ha sido una de las películas que ha generado mayor controversia entre el público, ya que a la crítica ha gustado más, teniendo numerosas nominaciones en los Óscars y ganando la Palma de Oro en Cannes (termómetro del año cinematográfico).
Director de corta carrera en las que sobresalen "Malas tierras" que fue la película que lo convirtió en autor referente del momento y"La delgada línea roja" (1998) que le devolvió la fama perdida ya que estuvo veinte años sin dirigir desde "Días del cielo" (1978).
En "El árbol de la vida" se pueden observar y analizar las grandes obsesiones de Terrence, la familia, el porqué de la guerra, y la importancia de la religión..recurrentes en "Malas tierras" (1973), "La delgada línea roja" (1998), o su penúltima película "El nuevo mundo" (2005). 
En esta última peli de Malick, se vuelven a repetir esas obsesiones: la familia y sus problemas afectivos, el porqué de la guerra (el bien y el mal), las religiones y en su defecto porque mueren las personas (¿porque lo permite Dios?), si se lo tienen merecido, y el mal y el bien que también se observa en "La delgada línea roja"..
La película consta de tres partes bastante diferenciadas, un prólogo, desenlace y epílogo. El árbol es la metáfora de la vida, desde que naces hasta que mueres. Y el prólogo describe utilizando la voz en off deJessicca Chastain (la madre) e  imágenes de volcanes, dinosaurios, mares...(un mural), el nacimiento y muerte de un hijo de la familia.
El desenlace de la película es lo más interesante, y precisamente es porque deja un poco de lado esa voz bíblica y esas imágenes pastorales, y se centra en describirnos a los miembros de una familia un poco extraña, desde la madre que es buena en exceso, el padre un ser autoritario (Brad Pitt), y sus tres vástagos que viven inmersos en la confusión y en una educación un tanto rígida...el resultado es que uno de sus hijos se transforma en un pequeño monstruo..."todo lo que odio es lo que hago", con esta frase se describe perfectamente la psicología del personaje. 
Una de las cosas que sorprenden en el film es ese cambio o transición, la segunda parte a veces da verdadero terror, en un ambiente claustrofóbico sobre todo logrado por la fotografía, y debido a ese terror o confusión que hace que quieras saber mas de esos personajes y de esa familia.
Hasta que termina de describirnos la historia de la familia (sin contarnos casi nada), y empieza el epílogo  recurriendo de nuevo a imágenes y mundos oníricos que nos recuerdan un purgatorio, en donde todos los miembros de la familia se reencuentran.  incluido el hermano mayor (Sean Penn)  y toda la familia se perdona y parece que vuelve a vivir su vida (Penn tiene un personaje confuso).
En definitiva es una película confusa, ya que al final no sabes porque se ha suicidado o muerto el hermano, el porque de la frustración de Sean Penn (hermano mayor)...o porque la relación de marido o mujer es tan fría y distante, ¿cuando el padre se convierte en un monstruo?....Es una historia que genera muchas preguntas pero con pocas contestaciones.
Tengo dos preguntas:
1- ¿Qué busca Terrence Malick con está película?.
2- ¿Y porque tanta controversia o automarketing con esas críticas negativas?.
Son productos un tanto extraños. A ver que nos deparará los siguientes estrenos de Malick.