27 feb. 2013

"Argo", Ben Affleck, 2012.

La verdad es que hago críticas o reseñas de las películas un poco tarde y encima a esta le han dado el óscar a la mejor película del 2012. Pero como espectador me dan igual esos premios ya que a veces no tienen demasiado sentido ni significa que sean las mejores películas del año, de hecho creo que la mayoría de las veces es por moda o porque toca dar ese premio. Se ha podido observar con más detalle en los Goya que en los Óscars de este año.
Pero he de decir que me alegro que le hayan dado el Óscar a la peli de Affleck, aunque no haya sido la mejor película del año para mi gusto. Me gusta Affleck como director y ya me gustaron sus anteriores historias "Adiós pequeña, adiós" (2007) o la más reciente y genial "The town" (2010).
En esta ocasión Affleck ha adaptado una novela (Argo) del propio protagonista de la historia real Tony Mendez. Una historia en plena revolución iraní de 1979 basada en hechos reales. Y aunque parezca mentira ese rescate ocurrió de verdad.
La historia cuenta el rescate de seis norteamericanos que se quedaron tirados después de que estallará la revolución Iraní de 1979. Ellos eran la punta del iceberg ya que había muchísimos más rehenes. Mientras esperaban en la casa del embajador. Rodeados de la revolución.
Y para rescatar a esos rehenes la CIA y el gobierno americano empiezan a urdir un rescate a cada cual más extraño y surrealista. Hasta que al final Tony Mendez (Ben Affleck) hablando por telefono con su hijo se le ocurre la idea más loca de todas para rescatar a esos rehenes. Y la idea es "Argo". Una idea mitológica.
La idea es rodar una película en Irán en plena revolución. Y la película se llama "Argo"..Así que Mendez con la ayuda del maquillador John Chambers (John Goodman) y el director Lester Siegel (genial Alan Arkin) empiezan la aventura.Una aventura suicida y loca.
Affleck ha sido valiente al adaptar la historia. Además ha sido objetivo con su propio país (pequeñas puyas) pero no sabemos si ha sido objetivo con Irán, de ahí que la historia sea ambigüa y posiblemente tenga dos miradas diferentes la americana/canadiense y la iraní. Y puede que pase con muchas películas de este tipo donde las ideas y los ideales son tan dispares. Mencionar por ejemplo "El expreso de medianoche" (1978) o la más reciente "Munich" (2005). Dos películas con dos miradas diferentes y que son basadas en hechos reales. Por eso creo que es díficil y valiente realizar este tipo de películas.
Affleck además es muy buen director. Le da un ambiente y un ritmo perfecto a la película (Oscar a la mejor edición). Por no mencionar la genial recreación del Iran de 1980.
Y también se nota que ha sido actor o es actor. Detras de ese actor que parece más bien normalito y tranquilo se esconde un genial y nervioso director de actores, que también se pudo ver en sus dos anteriores pelis. En esta están todos geniales..desde John Goodman, Alan Arkin y los demás secundarios como Bryan Cranston (Jack O'Donnel), Tate Donovan (Bob Anders), Clea DuVall (Cora Lijek) están todos de diez.
La película funciona como un perfecto ejercicio de suspense. Una película de rescates perfecta pero que a veces se queda en eso, en rescates. Un truco casi perfecto. Nos gustaría haber sabido más de esa revolución Iraní o de más chanchullos de la CIA. Pero la peli es sobre "Argo" y nos quedamos con  ganas de más.
Ahora me gustaría ver y conocer la versión Iraní y así ya todos sabemos como fue la historia. O a lo mejor no.