1 feb. 2013

"Ruby Sparks", Jonathan Dayton, Valerie Faris, 2012.

De vez en cuando aparecen personajes que te enamoran y eso ocurre poquitas veces. Cuando ocurre eso hay que aprovecharlo y exprimirlo al 100%. Aprovechar la ocasión que te brindan.
Como ya nos cautivaron Clementine, Summer o Charlotte.
También es bonito darte de bruces con una película así. Una peli fresca, enternecedora y a veces malvada. Fresca porque el guión y la historia son originales aunque nos recuerde a veces a las pelis de Woody. Enternecedora porque los personajes son enternecedores y empatizas con ellos todo  momento. Y malvada porque la vida es así. Queremos fabricar nuestro propio yo. Enamorarnos de otro clon parecido a nosotros.
La peli entra en el extraño genero de mezclar ficción con realidad. Y ejemplos hay muchos. Desde la increible "Jennie" (1948) o la más parecida y cercana "Más extraño que la ficción" (2006).
La historia es sencilla pero no quiero hacer spoilers porque le quitaría mucha gracia sino se ha visto la peli. Simplemente mi resumida sinopsis sería chico escritor raro conoce a chica rara. Calvin (Paul Dano) meets Ruby (Zoe Kazan que es la guionista de la peli).Deja en pañales a la mayoría de películas románticas.
Aparecen psicoanalistas, homenajes a Salinger a Fitzgerald. Y un perro llamado Scottie. Un poco onirica y con mucha luz. Esa luz que te ciega de felicidad.
Nos recordará a "Olvidate de mí", "(500) días juntos"...películas que te dejan una pequeña marca en la mente y en los recuerdos.
"Ruby Sparks" está realizada por la pareja Jonathan Dayton y Valerie Faris que ya triunfaron con su primera película "Pequeña Miss Sunshine" (2006) otra película que deja muy buen sabor de boca. Fue una de las sorpresas del 2006.
Esperemos que esta pareja sea más promíscua. Y nos den más sorpresas.
Entre las curiosidades de la película. Además de ser la guionista Zoe Kazan, en la película aparecen Antonio Banderas (Mort) y una ya madura (pero atractiva) Annette Bening (Gertrude) haciendo de padres de Calvin. Una pareja algo extraña. Casi nunca los padres son normales o aburridos en este tipo de pelis solamente hay que recordar "Los padres de ella" (2000) o la reciente "El lado bueno de las cosas" (2012).
Solamente me queda decir que hay que dejarse llevar por la historia y por Ruby.

27 ene. 2013

"El lado bueno de las cosas", David O.Russell, 2012.

Cada año por estas fechas aparece una película que sorprende por la cantidad de nominaciones para los Óscars o que de repente surge una cinta (ayudada por el marketing) que no entraba en las quinielas para estos premios. Este año ha pasado con "El lado bueno de las cosas" y "Bestias del sur salvaje" (2012) pero ambas habían obtenido menciones y premios por parte de la crítica americana.
Pero este nombre que le han puesto en España no ayuda o anima lo suficiente para ir a verla. Su nombre original es "Silver linings playbook".
Lo que realmente puede animar ir a verla es que a los mandos está David O.Russell uno de los directores americanos más interesantes de la pasada década y con muy poquitas películas. Ya apareció con la ingeniosa y crítica "Tres Reyes" (1999) y sorprendiendo con una peli en el 2004 llamada "Extrañas coincidencias" una peli al estilo Gondry bastante surrealista y extraña. Y la última película que estrenó ya sorprendió también en los Óscars del 2010 con el drama social "The fighter".
Ahora con "El lado bueno de las cosas" entra de nuevo en la carrera de los Óscars. Con ocho nominaciones puede que parezca exagerado tanto premio y nominación para una comedia dramática que no se sale de los parámetros normales.
El segundo punto importante para ir a verla es su casting. Un casting sorprendente y poderoso. Con dos actores en estado de gracia. Un gran Bradley Cooper (Pat) y la jovencita Jennifer Lawrence (Tiffany) que poco a poco con su mirada está conquistado a todos. También añadir al reformado Robert de Niro (Pat Sr) y la siempre genial Jackie Weaver (Dolores).
Empieza la película con Pat ingresado en un centro psiquiátrico (manicomio antiguamente), con trastornos bipolares y obsesivos. Puede que nos recuerde levemente Pat a R.P McMurphy de "Alguién voló sobre el nido del cuco"(1975). Con la inestimable ayuda de Danny (Chris Tucker).
Todo empieza de nuevo para Pat. El reencuentro con la rutina puede ser doloroso y sobre todo recordar a su ex-pareja Nikki (Brea Bree) con otra persona. Su mejoría pasa por recuperarla. Con la ayuda de las bolsas de basura, el footing y Ernest Hemingway puede que la mejoría llegue antes.
Pero todo cambia cuando en la historia aparece Tiffany (Jenniffer Lawrence) un personaje que podría recordanos a los personajes de Capote sobre todo a  Holly  Golightly (Desayuno con diamantes).
Con la aparición de Tiffany el mundo de Pat se resquebraja al igual que el de toda la familia. La busqueda de la felicidad es tal que no se quieren dar cuenta de lo que tienen delante. Pero los signos a veces están guiándo de manera descarada el final feliz.
Luego con la ayuda de las combinadas, del futbol americano, y un baile que mezcla los White Stripes y alguna música que nos puede recordar a Dirty Dancing termina una historia de amor romántica bastante fresca y divertida.
La primera hora es genial un guión casi perfecto donde se puede ver a Bradley Cooper en su salsa y en estado de gracia. Lo peor de la peli: Ese nombre que no anime nada a verla y que al final la película tiene un final a lo mejor demasiado feliz para lo que habiámos visto a lo largo de la historia.
La carrera de los Óscars están díficil pero al menos ya han conseguido lo que querian. Impresionarnos y emocionarnos un poco con esta historia bastante humana.