5 nov. 2013

"Expediente Warren", James Wan, 2013/"The conjuring".

Más que hacer una reseña de "Expediente Warren" (2013) habría que hacer una reseña sobre este joven director que parece que repite una y otra vez la misma historia. Pero no es así. James Wan es mucho más.

Ya nos sorprendió con "Saw" (2004) un juego perturbador y sádico donde los haya. El sufrimiento elevado al cubo del nuevo siglo XXI. Luego James Wan se convertiría en el productor de una de las sagas más rentables de los últimos años. La saga "Saw".

En el 2007 nos entretuvo con dos thrilleres que no tuvieron ni demasiada relevancia ni éxito comercial (al menos en España). Fueron "Sentencia de muerte" (2007) y "Silencio desde el mal" (2007) dos thrilleres que habrá que revisitar o descubrir.

Pero en el 2010 es cuando James Wan se introduce de lleno en el género de los espíritus y posesiones con la original "Insidious" (2010). Y digo original porque tiene algunos detalles que no aparecen en otras películas de posesiones de estos últimos años.

Ahora nos llega "Expediente Warren" (2013). Una película sobre posesiones, conjuras y brujas. Cuando empieza la historia parece que nos adentramos de nuevo en otro "Insidious" (2010). Y aunque no tenga nada de original. La historia te atrapa con esa realización que llega a ser perfecta o ese ambiente opresivo que te pone nervioso con cualquier detalle que ocurra en la casa de los Perron. Las niñas parecen que se hayan escapado del libro "Las virgenes suicidas" de Jeffrey Eugenides.

La historia está basada en hechos reales. Los Perron y sus cuatro hijas reciben ayuda del sufrido matrimonio Warren. Una especie de cazafantasmas de los años 60´s y 70´s. La película está adornada con música de la época como por ejemplo "Times of season" de los Zombies y  con la genial música de Joseph Bishara.

"Expediente Warren" juega con las dos familias: Los Perron y los Warren. Dos historias en una. A Wan le gusta jugar con los objetos. En realidad en casi todas las películas de posesiones (y de Wan) hay objetos y niños. En esta ocasión hay muchos objetos y cinco niñas (4+1).

Es de agradecer para el género que haya aparecido James Wan. Sus películas rezuman ese terror que existía en los años 70's que parece que ahora se ha recuperado con su ayuda. Aún siendo historias (no) originales te lo pasas pipa viendo (sufriendo) sus películas. Son casi perfectas en su realización y unas ambientaciones llevadas al extremo que nos recuerda a la serie "American horror Story" (2011). Árboles, casas, coches...todo cobra vida con Wan.

"Expediente Warren" es en definitiva la madurez de Wan en el género de posesiones. Ayudada con la reciente estrenada "Insidious:Chapter 2", la continuación de "Insidious". "Expediente Warren" es un triptico de las posesiones. Un género que parece que ha dejado de estar en segundo plano.

Especial inciso debo hacer en el actor de moda dentro del género, el gran Patrick Wilson (Ed Warren). Y las dos mujeres que lo acompañan Vera Farmiga (Lorraine Warren) y la ya madura Lili Taylor (Carolyn Perron), están simplemente geniales.

Solamente queda ver "Insidious: Chapter 2" para cerrar la puerta a los espíritus.