11 feb. 2013

"El fraude", Nicolas Jarecki, 2012.

Las sorpresas todavía existen. Y esta puede ser una de ellas. Presentada en el último festival de San Sebastián. Nicolas Jarecki nos regala otro Gordon Gekko personaje que aparece en "Wal Street" (1987) interpretado por Michael Douglas pero esta vez en la piel de Robert Miller (Richard Gere).
Desde que comenzó la crisis ya hace casi un lustro, se han realizado muchas películas sobre la crisis económica o sobre como surgió la crisis o contándonos como estos indeseables se enriquecen a costa de la gente. Puede que haya surgido un nuevo género y esperemos que este género no dure demasiado como ya dije cuando vi "Margin Call"(2011).
Pero tampoco es como "Margin Call" (2011) o "The company men" (2010) o cualquiera de estas que nos cuenta problemas sobre el paro, la economía o como surgió la maldita crisis.
"El fraude" es una película sobre un fraude o arbitrage. En ella aparece todo tipo de fraudes. Desde el fraude personal al fraude empresarial. Estamos rodeados de fraudes. Fraudes legitimados y no legitimados.
En la peli nos describe la situación de Robert Miller. Y como hace y deshace a su antojo. Nos describe todos los tejemanejes (o algunos) de las empresas, como ya vimos en "Margin call" (2011) o "Capitalismo, una historia de amor" (2009).
Rodada de una manera clásica sin ningún alarde y con buen gusto. La historia avanza poco a poco. Es una especie de caída económica y social, más o menos parecida a la de Dr. William "Bill" Harford en "Eyes Wide Shut" (1999) o Brandon en "Shame" (2011), pero que en estas últimas la caída también fue sexual. Las tres transcurren por las calles de Nueva York ciudad donde parece que los fraudes y caídas son más espectaculares.
También es interesante saber que es la primera película de Jarecki (el guión también es suyo). Puede que tengamos seguir la carrera de este cineasta.
Una de los detalles mas positivos de la película es el ambiente que rodea en todo momento la historia. Una atmosfera extraña que persigue a Robert Miller durante todo el momento. Gere está en estado de gracia y muy bien secundado por la mayoría de los actores que aparecen. Desde su mujer Ellen Miller (Susan Sarandon) y todos los que intentan ayudarle Jimmy Grant (Nate Parker) o mandarlo a prisión  como el detective Bryer (Tim Roth).
Lo negativo es que se tendría que haber mojado un poco más en el asunto y puede que estuvieramos ante una película mucho mejor. Es una historia que te hace pensar. Pensar  que ahora mismo no estamos seguros en nada y nos la pueden liar parda en cualquier momento. Y ellos no tienen miedo, solamente puede ser agarrados o puteados por su propia familia. Al fin y al cabo son los que estan más cerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario