13 mar. 2013

"Submarine", Richard Ayoade, 2010.

Después de ver "Submarine" me han entrado más ganas de leerme la novela del mismo nombre de Joe Dunthorne y saber con más detalles que es lo que le ocurre a Oliver Tate (Craig Roberts) a Jordana y a su excéntrica familia.
No sé como Richard Ayoade ha adaptado la novela. Pero la verdad es que ha construido unos personajes increibles y originales. No creo que sea la típica película sobre adolescentes. Son adolescentes parecidos a los de "Moonrise Kingdon" (2012) o "Las ventajas de ser un marginado" (2012), adolescentes que están a punto de madurar o de querer comportarse como personas más maduras. Pero al fin y al cabo son adolescentes y andan confundidos (como casi todos los humanos). Confundidos con su propia familia, con la manera de comportarse, con el sexo y con los sentimientos. Oliver anda un poco liado y por eso a veces se esconde o se sumerge como un submarino (como el que está dibujado en su habitaculo) y comienza a buscar palabras en el diccionario o a correr por la playa como un loco o a beber limonada como su padre depresivo (Noah Taylor).
Todo cambia para él cuando aparece en escena Jordana Bevan (Yasmin Paige). Su mundo cambia y todo gira alrededor de ella, pero Jordana no demuestra sus sentimientos..es fría con él, porque necesita confiar en las personas. Por ello Oliver se aleja de ella y las cosas no salen como el que quería, porque esas cosas no son tan fáciles como parecía. No solo es besar o hincar.
La película está dividida en prólogo, acto uno (Jordana), acto dos (Graham Purvis) y epílogo. Como si fuera una obra de teatro, nos va contando lo que le ocurre a Oliver con Jordana, con Graham (Paddy Considine) y con sus excentricos padres.
Transcurre en los años 80's cuando todavía no había móviles ni internet. Nadie podía buscar en la wikipedia y todavía las parejas adolescentes se prestaban "El guardian entre el centeno" y veían "Cocodrilo Dundee" (1986) en el cine. Es una peli sobre todo triste y nostálgica.Nostálgia y depresión es lo que se puede esperar de un adolescente que tiene colgado en su pared el poster de "Le samurai" (1967) o que escucha a todos los cantautores franceses.
En este caso la nostálgia no nos viene dada por la música como por ejemplo en "Las ventajas de ser un marginado" (2012) sino por las cosas que hacen y comparten Craig y Jordana. Esas mismas cosas que haciámos cuando eramos jovencitos. Aunque las canciones de Alex Turner (componente de Arctic Monkeys o the last shadow puppets) también ayuda a que la nostálgia nos invada por todas partes.
Recomiendo fervientemente la película a los fanes de la nostálgia predieciochesca. Es un ejercicio sobre nuestros recuerdos. Recuerdos que pueden ser mejores o peores. Pero recuerdos que nos dejan una sonrisa en la boca.
Algunos detalles de la peli:  La película está dirigida por el también actor Richard Ayoade. Richard aparece en la película "Los amos del barrio" (2012) una comedia bastante loca en la que comparte protagonismo con Ben Stiller quien por casualidad produce "Submarine". Todo está ligado en este universo.
Lo mejor es todo lo que rodea a la película, ese ambiente nostágico que persigue a Craig todo el momento. Pero como en "Moonrise Kingdom" (2012), cuando un guión excelente se junta con unas imágenes bellas. Salen chispas de la pantalla.

2 comentarios:

  1. Por fin pude ver la película, no encontraba el momento. Los dos chicos jóvenes son tremendos. El es un adolescente con buenas intenciones, pero todo lo que hace es meter la pata una y otra vez, tiene un buen lio en la cabeza, propio de la adolescencia. Y ella (Jordana)se ve claramente como va cambiando su personalidad a lo largo de la pelicula, de su insensiblidad inicial a volverse más dulce y frágil poco a poco. Me ha gustado, es una historia sencilla, sensible y con una música preciosa.

    ResponderEliminar
  2. A mí me encantó. Una de mis películas preferidas de este género adolescente. La música es super bonita...nunca te cansas de ella.

    ResponderEliminar