14 jul. 2012

"Jane Eyre", Cary Joji Fukunaga, 2011.

No corren tiempos para el romanticismo. Dónde casi todo el mundo lo quiere todo rapido, al momento hasta las revoluciones las quieren ipso facto. Ha pasado el romanticismo a un segundo plano en estos tiempos.
Charlotte Brontê o Jane Eyre lo pasarían mal en este momento de la historia o quizás se desatarían ¿Quién sabe?.
Otra versión o adaptación de "Jane Eyre" y ya van unas cuantas. Desde 1914 o incluso antes se empezó a adaptar este cuento macabro masoquista que es Jane Eyre. Pasando por "Alma rebelde" protagonizada por Orson Welles (1943) o "Yo anduve con un zombie" (adaptación libre) que es del mismo año hasta llegar a nuestros tiempos.
Esta adaptación corre a cargo de Cary Joji Fukunaga, un director de fotografía que se pasa a la dirección y eso se nota ya que la fotografía es genial, describiendo a los personajes de una manera fría y con unas panorámicas que quitan el hipo por su belleza y perfección. La fotografía es de Adriano Goldman  compañero de fatigas de Cary.
La novela de Charlotte Brontê es triste, romántica. Fukunaga la describe más o menos como los "Sentido y sensibilidad" (1995) o más tarde "Orgullo y prejuicio" (2005) la que devolvió la vida a éste género masoquista del siglo XIX. Pero puede que Fukunaga peque en ocasiones de ese preciosismo videoclipero más cercano al cine de la Coppola y en alguna ocasión la historia se resienta por su excelso preciosismo sobre todo la segunda hora con situaciones algo raras.
"Jane Eyre" como la mayoría de estas películas y novelas nos habla y describe sobre las desigualdades sociales y las diferencias entre géneros en el siglo XIX, pero sobre todo de los amores castrados por la moralidad que dañaba exageradamente a todos los personajes de estas historias. Ni Drácula se salvaba por no mencionar a la pobre creación del Doctor Frankenstein.
Mia Wasikowska (Jane Eyre) repite de nuevo en otra película de época (y van unas cuantas) e imagino que será por su físico y belleza algo fría. Podemos ver de nuevo a Fassbender construir otro personaje que raya la locura y en esta ocasión con más razón. Rochester esconde un oscuro secreto casi vampiresco.
Es una película "rara" de ver por su mezcla de preciosismo y clasicismo, aunque parece que el clasicismo se este imponiendo de nuevo en estos tiempos compulsos.
Una peli para fanes del género folletinesco del siglo XIX y de Michael Fassbender..quizás la nueva star del momento. Avisar que es un dramón con final vengativo de la Brontê. Aunque imagino que todo el mundo conoce la historia.
Ah!, aparece Judi Dench no podía faltar en una peli de este género y un crecido Billy Elliott (Jamie Bell).

No hay comentarios:

Publicar un comentario