23 abr. 2012

"Pequeñas mentiras sin importancia", Guillaume Canet, 2010.

Guillaume Canet otro actor que dirige. Aunque no es su primera película. Para esta película ha conseguido un elenco bastante interesante empezando por Françoise Cluzet (Intocable), los internacionales y premiados Jean Dujardin (The artist) y Marion Cotillard (Contagio) y los más independientes Benoit Magimel (La pianista) o Gilles Lellouche.
La película gira sobre el personaje de Jean Dujardin ya que sufre un accidente y queda gravemente herido. Este accidente estropea las vacaciones que estaba organizando Max (François Cluzet) para todos sus amigos. En este grupo se incluia el accidentado Ludo (Jean Dujardin) que era el más juerguista de todos ellos. Pero al final Max consigue reunir a todos como cada año aunque su amigo este en cuidados intensivos.
Como indica el nombre de la película la historia va sobre mentiras. Mentiras que empiezan siendo pequeñas y sin importancia pero que terminan  convirtiéndose en una gran bola de nieve.
Dos semanas en la que los amigos de Max y Ludo se reunen. Cada uno con sus problemas. Cada parejas con sus obsesiones. Quizás sea un retrato de la sociedad actual en la que le damos mayor importancia a las vacaciones que a un amigo que está enfermo.
La primera hora está bastante bien ya que nos retrata los diferentes amigos y sus problemas. La llegada al chalet de Max. Una primera hora que mezcla la comedia y el drama. Pero que por su larga duración y por la reiterada repetición de los argumentos o comportamientos algo absurdos de los personajes te evades de la película en la parte final con unos comportamientosno demasiado bien terminados.
La mayoría de los personajes son exagerados (aunque en la vida real también puede llegar a pasar) ya que no hay ninguno que no sea normal y además con comportamientos topificados.Toca todos los problemas desde la homosexualidad, obsesiones sexuales, o desapego emocional por todo tipo de relación.
Tiene una buena BSO  con temas de David Bowie o Lou Reed y temas de todas las décadas (60's, 70's) aunque algunas veces el uso de la música no sea el correcto. También tiene cosas positivas, como el sentido del humor cercano a pelis como "Le skylab" (2011) o "Las invasiones barbaras"(2003) o las interpretaciones de casi todos los actores que son de lo mejorcito que hay ahora en Francia.
Solamente ver algún día que apetezca drama y que tengáis tiempo suficiente. Lo malo es que encima es un poco moralista. Personajes que se comportan igual que otros personajes pero que al final se redimen a su manera.
Una película que podría haber sido un buen retrato de la amistad hoy en día se queda en retrato exagerado. Para fanes de la Marion Cotillard o Jean Dujardin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario