28 mar. 2012

"Troll Hunter", André Ovredal, 2010.

Ya han pasado unos cuantos años desde el estreno de "El proyecto de la bruja Blair", (1999), que fue la que propulsó un género que tal vez no era demasiado conocido esos años el fake o falso documental.
El falso documental ha revivido estos últimos años incluso en España. Recordamos "Rec" (2007), dirigida por Paco Plaza y Jaume Balagueró, teniendo un gran éxito tanto de público como de crítica, este viernes se estrena la tercera parte.
Y otro fake que recordamos de hace poco tiempo es "El último exorcismo" (2010), en este caso de exorcismos y falsos espiritistas, teniendo también un final un tanto abrupto y directo.
Lo curioso de los últimos fakes o los que he nombrado es que todos pertenecen al género de terror...incluyendo "Troll Hunter" del noruego André Ovredal, siendo para el su ópera prima.
"Troll Hunter" es la historia de un cazador de Trolls, como su nombre indida. El gobierno esconde la existencia de Trolls (parecidos a los de David el Gnomo, pero en grandes), y Hans (Otto Jespersen) los caza. La historia es contada a traves de la cámara de unos chicos estudiantes de una universidad noruega que se unen a Hans en la busqueda de trolls.
La idea es original y valiente. El comienzo de la película es tibio y algo frío pero con el metraje la película gana en intensidad aunque los personajes cambien de manera espontanea como el caso de que Hans les deje de repente ir con el tras los trolls.
Es un cuaderno de vitacora, Hans nos describe todo los detalles de los trolls, como se cazan, donde viven, porque el gobierno los esconde.
La peli en realidad es una crítica al gobierno, e imagino que crítica a ese paisaje destruido por las torres de electricidad, destrozando el paisaje natural y a la fauna que habita esos lares. Pero cae en verosimilitud por la manera de comportarse los personajes, esos chicos nada respetuoso (al principio si), o como pasan de la muerte de su amigo cristiano (ese detalle me dejo ko) fichando para ello a otra cámara...¿como se puede pasar tanto de una muerte?.
Se podría haber aprovechado más el aspecto dramático de la historia o en su caso usar un poco más de humor. Porque en ese sentido la película es plana y a veces se echa de menos. Imagino que los Noruegos no estaban pensando en eso.
Y otra cosa...¿porque casi todos los fakes terminan con la cámara por los suelos?.
El final es interesante y provocativo. Para fanes de los trolls.

No hay comentarios:

Publicar un comentario