26 mar. 2012

"Intocable", Eric Toledano y Olivier Nakache, 2011.

Cada  cierto tiempo surge o aparece una comedia francesa que arrasa en su país y que suele triunfar en Europa..hace poco "Bienvenidos al norte",(2008), que también tuvo su  remake en Italia o hace ya más tiempo"Amelie" (2001), que arrasó en casi todos los países.
Ahora le tocó el turno a "Intocable" que fue la que clausuró el festival de San Sebastián. Y como dice el poster publicitario10 millones de espectadores en Francia. Muchas veces viendo estos carteles publicitarios recelas, no te lo crees. Encima la peli está basada en un hecho real para más inri, cosa que también tira para atrás.
Pero nos llevamos una sorpresa con esta película. Y es verdad que no hay nada nuevo en ella, que no es original, pero es humana e incluso realista, aunque nos sea díficil creernos los personajes.La historia es sencilla. Phlippe (gran François Cluzet) es tetrapléjico debido a un accidente con ala delta, por eso decide contratar a alguién que lo trate como a una persona normal y el elegido es Dris (Omar Sy..y como Cluzet se sale) que estaba en paro, y la peli es la relación entre Philippe y Omar, la historia de una amistad.
Una peli con un humor de buen gusto que no usa el gag fácil (aunque alguno ya visto), pero lo que llama la atención es como Dris trata a Phillipe, o como trata a Magalie o a su hija...es lo que nos llama la atención.
Mezcla humor con drama, un drama que llega a ser incluso social (pero tampoco se inmiscuye demasiado) pero que se acerca más al realismo de Danny Boon que al de Ken Loach. El drama que critica a la sociedad por tratar a todo el mundo igual, de ver que en realidad cada persona tiene un mundo detrás, y una historia diferente.
A lo largo de la película nos cuenta como es la realidad actual, con esas entrevistas de trabajo al inicio de la peli, o como Dris busca la ayuda estatal (tipo Trainspotting). Tampoco es una película que entre en el género post-crisis o crisis permanente.
Eric Toledano y Olivier Nakache forman un buen tanden ya que ellos dos también son los creadores del guión.
Aunque la historia a veces puede que sea de lágrima fácil ya que a los personajes les pasa todo tipo de desgracias, nos llevan de la mano hacia el humor u el optimismo...válido en estos tiempos. No pedimos un final desgraciado ni que le pasen cosas horrendas a los personajes, sino que queremos que esos dos personajes se hagan amigos y derroten a sus enemigos y problemas. No es una historia que deba de terminar mal.
No olvidar a los dos actores principales que lo hacen de maravilla, vamos que se salen ambos. Han obtenido premios en varios festivales como el de Tokyo. Tanto François Cluzet como Omar Sy están increibles y es lo que realmente salva la película, ya que la historia son ellos. La mirada de Philippe dentro del coche al inicio de la peli es significativa de lo mal que lo está pasando en ese momento. Por salvar algún momento de la peli, cuando Dris está afeitando a Philippe o las miradas que le lanza Dris a Magalie, todos esos momentos son de ellos. Una película necesaria y humana aunque no acabe mal.
La película es de Dris y Philippe. Y en ella entra todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario