29 dic. 2011

"Drive", Nicolas Winding Refn, 2011.

Puede que estemos delante de un director en el que tengamos que revisar su obra anterior un tanto desconocida en España, "Valhalla rising", (2009), "Bronson", (2008), o la saga "Pusher"...
Este director danés recién fichado por Hollywood ha realizado una de las peliculas más esperadas de la temporada, estrenada en diferentes festivales (Cannes, San Sebastián) y muy seguida desde entonces por las buenas criticas en casi todos los países.
Basada en la novela de James Sallis "Drive" y ayudado por Hossein Amini (Jude, 1996) en el guión, estamos ante una fábula o un cuento de terror para mayores dónde el personaje inicial (conductor) nunca se sabe de dónde viene y porque se comporta de esa manera, nos recuerda claramente a un samurai, a veces es un héroe otras un anti-héroe...un escorpión que en cualquier momento te pica, un escorpión que a veces no puede controlar su aguijón..pero otras tiene un poder de autocontrol increible.
La historia no es nada compleja, el conductor o el chico interpretado por un inquietante Ryan Gosling trabaja en diferentes sitios (taller, especialista) siempre relacionado con el mundo del automovil, pero se complica cuando en la trama se cruza Irene (Carey Mulligan..buen año el de esta actriz), y su amigo Shannon (gran Bryan Cranston) se mete en asuntos turbio con Nino (Ron Perlman) y Bernie Rose (un sorprendente Albert Brooks).
El inicio de la peli es potente, con unos títulos de crédito ochenteros, con una música increible y con esos planos cenitales de la ciudad de Los Ángeles que ya te dejan extasiado (por la música)..y sigue en ese mismo camino presentándonos a los personajes poco a poco, a base de silencios, miradas y con el contrapunto de la música (un personaje más de la pelicula) de Cliff Martinez.
La peli es cine negro ochentera o noventera y nos recuerda sobre todo a David Lynch por el uso de esos silencios, y de esos momentos angustiosos (Carretera perdida, Corazón salvaje), y a las películas de John Dahl como "La última seducción" (1994), "Red Rock West"..
Película repleta de simbolismo (escorpióm, tiburones), de esos silencios y de esas miradas que son tan importantes como el texto sobre todo entre el conductor e Irene, y nos va describiendo la evolución entre ellos. Con diálogos surrealistas y no demasiado complejos pero que dan en la diana...te dejan descolocados como los diálogos entre Irene o el conductor o con Benicio (el hijo pequeño).
"Drive" tiene una violencia explicita que contrasta con los silencios (ejemplo la secuencia del ascensor, una secuencia super emotiva que termina con la violencia explicita tipo Martin Scorsese). Como la   violencia de los asesinatos tanto de el conductor como los de la mafia...pero llama la atención la muerte de Nino (Ron Perlman) que no es tan violenta (una especie de bautizo redentor).
Quizás un pero es la historia de la mafia que le falta quizás un poco más de trama o que no fuera tan previsible en determinados momentos aunque parece que está realizado a posta ya que lo que interesa realmente en la historia es el conductor y su relación con Irene y con la vida misma...¿Qué sería el conductor seis años antes?, ¿Qué hizo antes para comportarse de esa manera?..ese es el verdadero misterio.
Pelicula para amantes del cine negro, de David Lynch y del cine no convencional, ya que los tiempos o el lenguaje que usa nos recuerda bastante al cine oriental actual. Destacar por encima de todo la banda sonora que termina de manera bestial con "A real hero"..que describe a la perfección el personaje del conductor.
Una pelicula para disfrutar de varios visionados...y no esperar una peli de acción, sino una peli intimista sobre personajes que sufren en lo que esto se llama vida.
Ah, aparece Christina Hendricks de Mad men!!..con un papel un poco "rao" para ella...

No hay comentarios:

Publicar un comentario