30 sept. 2013

"Minority Report", Steven Spielberg, 2002.

Hollywood sigue todavía con la obsesión de seguir adaptando relatos y novelas de Philip K.Dick siendo la última la más que aceptable "Destino oculto" (2011) de George Nolfi. Aunque otras no corrieron tanta suerte como "Next" (2007) en la que aparecía el gran Nicolas Cage.
Spielberg empezó el nuevo siglo con algo de miedo de perder popularidad y no seguir en la cresta de la ola. Encadenando un proyecto tras otro a principios de siglo. A la díficil y controvertida "A.I. Inteligencia artificial" (2000) con influencias de Dick y la historia de Pinocho escrita por Carlo Colldi. Le siguieron dos películas más "Minority Report"(2002) y "Atrápame si puedes" (2002), las dos dirigidas en el mismo año.
"Minority Report" es otra distopia o historia terrorífica que inventa el ser humano y que sucede en el año 2056. Porque atrapar criminales antes de que hayan cometido un asesinato no es demasiado normal ni democrático.
Para ello contrató a Tom Cruise (John Anderton) que participaría más adelante en otro proyecto con Steven, "La guerra de los mundos" (2005). Con esos dos nombres la película arrasaría en taquilla.
Una historia de policias y crimenes en el futuro. Aderezada con un poco de acción a lo Indiana Jones, sentido del humor y suspense. Se nota la mano de Spielberg en secuencias como la de los ojos que se le caen entrando en el oráculo, o la persecución de las arañas mecánicas (que parecen ratones del ordenador) de todos los humanos que viven en un edificio. Spielberg tiene mucho sentido del humor.
Durante toda la película van apareciendo personajes extraños y situaciones que parecen aún más extrañas. Es el año 2056 y todavía los muebles son normales o contemporáneos. Situaciones atemporales.
Personajes que le meten mano a John Anderton. Plantas que se mueven y que cobran vida. Saltos acrobáticos al más estilo Tarzán o a la más reciente "Indiana Jones y el reino de la Calavera de cristal" (2008).
En esta ocasión no buscan un arca perdida o un cáliz. Se busca un oráculo. Un oráculo que es humano y se llama Samantha y tiene dos hermanos gemelos. Samantha que a veces recuerda a Leelo de "El quinto elemento" (1997).
Obviando la acción que es de ciencia ficción e imposible. La película tiene bastante ritmo y es divertida. Gracias a la edición del ya habitual en las películas de Spielberg;Michael Kahn y a la genial fotografía de Janusz Kaminski que realizó la fotografía de "La lista de Schindler" (1993).
Estamos antes una película que es bastante Spielberiana aunque no trate demasiado bien al genial Dick.
Una película que no debe faltar a todos
los fanes de este genial director que parece que ultimamente es más detestado de lo habitual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario