27 jun. 2013

"Animal Kingdom", David Michôd, 2010.

En el reino animal se presupone que los animales poderosos siempre vencen o se alimentan de los inferiores. Algunas veces eso no pasa.
"Animal Kingdom" es una radiografía de una familia un tanto especial. La familia Cody. Una familia con nombre de oeste americano. A esta familia le llega por causas del destino otro miembro más: J o Joshua (James Frecheville) un adolescente tranquilo, apático e incluso me atrevería a decir un poco insensible que se ve de lleno metido en los problemas de la familia Cody.
David Michôd escribe y realiza lo que es su primera película. Una de las mejores operas primas que he visto últimamente. Lastima que haya tardado tres años en verla.
Es verdad que la familia no es un tema bastante original y que se ha visto muchas veces en el cine negro. La familia es la base del poder de la mafia. Solamente hay que recordar "El Padrino" (1972) (un ejemplo que sirve siempre) o la más cercana "Uno de los nuestros"(1990) .
Pero lo interesante en "Animal Kingdom" no es precisamente eso. Lo interesante es el ambiente de opresión o claustrofobia que J sufre durante toda la película. Como Michôd cuenta la historia de la familia Cody o su desmembramiento bajo la mirada de Joshua. Una mirada impasible y que poco a poco va anotando y grabando todo lo que ocurre a su alrededor. Es como una especie de camaleón que se esconde del enemigo. Su enemigo es Pop Cody (Ben Mendelsohn).
Aquí todos se comportan de la misma manera. Policas VS Codys. Sin ningún miramiento ni pudor. Se destrozan entre ellos. Como en la serie "The wire" (2002) todo se hace por alguna causa. Y la causa soy yo y la familia. La familia pertenece al reino animal.
Llega un punto en la historia en que Joshua se desestabiliza. Hace un click. Suelta todos sus sentimientos (la primera vez que lo hace) y pierde el miedo a lo que le pueda pasar. En ese momento y con la ayuda del sargento Nathan (Guy Pearce) el reino animal se viene abajo. El ratón vence al gato.
Pero también nos relata lo fácil que es engañar al sistema. Un sistema podrido de arriba a abajo. La familia a veces también se pudre y más cuando tienes a una abuela como Janine "Smurf" Cody (Jackie Weaver) que solamente piensa en que sus hijos sobrevivan aunque tenga que hacer prácticamente de todo para que lo hagan.
Creo que gustará a todos los fanes del genero del cine Negro. Además una mirada fresca y nueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario