23 oct. 2012

"Cosmópolis", David Cronenberg, 2012.

En el 2003 Don DeLillo publicó Cosmópolis. Un libro que "fue considerado como una incisiva exploración de los daños morales del 11-S" y encima se convirtió en profético ya que el libro nos cuenta la situación de como está el sistema económico mundial y social en estos momentos a través del multimillonario Eric Packer.
Y en el encargado de adaptar la novela al cine ha sido David Cronenberg. Ya venía de adaptar una obra de teatro de Christopher Hampton "Un método peligroso".
Nunca ha sido tan peligroso cruzar una ciudad en limusina para cortarse el pelo. Eric Packer (Robert Pattinson) lo hace el mismo día en que el presidente de los EEUU visita la ciudad. Un multimillonario que quiere tenerlo todo. Un jóven multimillonario rodeado de personas dotadas con el mismo don que él, ganar dinero, o conseguirlo. Durante el pequeño viaje por la ciudad se va encontrando o citando en la limusina con sus empleados,amantes, e incluso con su doctor. Y durante todo el trayecto lo acompaña su jefe de seguridad Torval (Kevind Durand) que le va informando de lo que sucede durante toda la historia.
Puede que no veámos tan fácilmente en esta película el mundo de Cronenberg. Pero lo cierto es que está presente casi en todo momento. El sexo deambula durante toda la película alrededor de Packer con esos encuentros sexuales con Didi Fancher (Juliette Binoche), o los intentos frustrados  de tener sexo con su mujer Elise Shifrin (Sarah Gordon) o esa genial secuencia en la que el doctor le hace una proctología delante de la sudorosa Jane Melman (Emily Hampshire).
En esta no hay violencia tan explicita como en "Crash"(1996), o "eXistenZ" (1999), pero si que se puede sentir la violencia alrededor de la limusina y ellos viajar como sin nada, como si lloviera ya que a ellos le da igual. Ese tipo de violencia es peor.
El guión es del propio David Cronenberg y puede que esas voces o comportamientos de los personajes haga que la historia sea más dura o díficil de ver (para un público no tan acostumbrado). Es una obra de teatro dentro de una limusina en un espacio reducido y claustrofóbico donde los personajes hablan, follan, beben y sufren por la caída de la moneda china el yuan. Es lo que mueve la película, el yuan.
Estamos ante el estado actual de la economía o lo que podrá ser el mundo en poco tiempo. Nos describe como son los multimillonarios. Sin escrupulos, capaces de comprarse para si mismo una capilla realizada por el mismisimo Rothko.
No es una bajada a los infiernos. Pero si una busqueda de una redención o de un automutilamiento por llevar esa clase de vida. Al final se mutilará y eso es otra característica del cine de Cronenberg, el mutilamiento de cualquier tipo y eso se puede observar también en su última película "Un método peligroso" (2011).
Hasta el final de la película van apareciendo personajes alrededor de Eric Packer. El último en aparecer es Benno Levin (Paul Giamatti, siempre genial) recrea un personaje extraño que solamente quiere vengarse de Packer. Puede que sea uno de los diálogos más interesantes de la película. Y si se juntan todos los diálogos de los personajes que han subido a la limusina, tenemos un resumen de lo que ha sido y es el mundo en estos momentos.
Puede que Cronenberg no haya realizado una película perfecta pero presumiblente sea una de las películas más interesantes que se han estrenado ultimamente.

2 comentarios:

  1. Otra criatura pretenciosa del Sr. Cronenberg (por qué no seguir el camino de 'Promesas del Este'?), perdido en sus masturbaciones capitalistas y apocalípticas disfrazadas de vampiros...

    ResponderEliminar
  2. No veo que sea pretenciosa la verda. Otra cosa es que haya elegido un tema y un lenguaje diferente al de otras películas. La peli describe el estado actual del mundo.

    ResponderEliminar