25 ago. 2012

"El legado de Bourne", Tony Gilroy, 2012.

Bourne o Matt Damon dejan paso a otro proyecto cientifico. En este caso es Aaron Cross (Jeremy Renner) otro proyecto experimental del estado americano, la creación de superagentes sin moral que patrullan por todos los focos peligrosos del mundo como Corea del Norte, Pakistan.
Entrenados y drogados como ratas de laboratorio estos superagentes deben de permanecer de por vida sin moral, como si fueran T-1000 salidos de "Terminator" (1984).  Con moral se vuelven débiles y dejan de servir. Así que hay que eliminarlos. Lo malo es que la CIA se cruza con agentes como Bourne o Cross y la cosa se complica bastante.
"El legado de Bourne" sigue la estela de las anteriores, casi la misma linea argumental y de hecho al inicio ocurre en el mismo tiempo que "El ultimatum de Bourne" (2007).
Las otras pelis de la saga fueron aumentando en tensión, suspense y acción a medida que se va acercando el final de Bourne. Doug Liman (Caza a la espía) pasó el testigo a Paul Greengrass (United 93) y este a su vez se lo ha pasado al guionista de toda la saga Tony Gilroy (Michael Clayton).
Tony Gilroy nos deja una primera hora y media excepcional, describiéndonos al nuevo héroe o superhéroe Aaron Cross y contándonos que es lo que han hecho con él y con sus compañeros de hornada.Buenos momentos de suspense, mezclando tramas e historias pararelas con la de Bourne. Por momentos podiamos estar viendo a James Bond o un Ethan Hunt.
Pero en cuanto desaparece totalmente del mapa Bourne o Aaron se enamora de Marta Shearing (Rachel Weisz) y se van a Manila la película entra en un estado de shock, un cortocircuito general que solamente nos deja una maravilla de persecución por las calles de Manila. Terminando de una manera plácida e incoherente. No concuerda con todo lo que han sufrido los personajes durante la peli. Final abierto o cerrado. Prefiero lo segundo.
Lo que más me gusta de la peli son las pastillas azules y verdes tipo Matrix, la tensión que se crea en la cabaña con Oscar Isaac (invitado), y sus juegos con la política actual. Lo negativo es que a veces se olvidan de personajes centrales como Eric Byer (Edward Norton) y que metan con calzador el típico romance cinematográfico. ¿Porque sale Albert Finney en los títulos de crédito?. No olvidar a Stacy Keach (genial), Scott Glenn o David Strathairn típicos actores en películas del género político-acción.
Como curiosidad. Al igual que James Bond fue creado por Ian Fleming. Bourne fue creado por Robert Ludlum. Y que ya en 1988 se realizó una serie para la TV del caso Bourne interpretada por Richard Chamberlain.
Lo que esta claro es que Bond, Ethan Hunt y Bourne siguen en el podium de los agentes superespeciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario