13 ago. 2011

"El origen del planeta de los simios", Ruper Wyatt, 2011/"Rise of the Planet of the Apes".

Cuando en 1968 se produjo y estrenó "El planeta de los simios", Franklin J.Schaffner, pasó a ser un mito dentro de la ciencia ficción inmediantamente después de su estreno (basado en el libro de Pierre Boulle), solamente un handicap y es que ese mismo año Kubrick estrenó "2001: Una odisea en el espacio"...vaya añito el 68 para la ciencia ficción...y para muchas más cosas.
Y después vinieron "Regreso al planeta de los simios", "Huida del planeta de los simios", "La rebelión de los simios", y "La conquista del planeta de los simios", creándose un pequeño sub-genero en los años 70's aunque fueran un poco de serie B...pero con el paso del tiempo el  proyecto cayó en manos de Tim Burton y recreó e hizo un nuevo remake de la original, aportando más bien poco a la historia, y es que Tim Burton hizo una película un tanto oscura a ratos e inocente, con un casting no tan acertado que la original (por no hablar del final...aunque es normal que lo cambiaran).
Pero diez años después llega "El origen del planera de los simios" (2011) de Rupert Wyatt un cuasi desconocido metiéndose de lleno en un proyecto tan arriesgado y en pleno verano..y al igual que la semana pasada el "Capitán América" salió airoso...se puede decir que Rupert ha dado en el clavo con una película con ritmo y nada desequilibrada con la acción, un buen guión del cuasi desconocido Rick Jaffa.
La película juega con el mito de Frankenstein, del médico en busca de una cura por todos los medios, y con la ambición del ser humano de tener más poder sin escatimar en medios (grandes farmacéuticas), y con esos chimpances que poco a poco se van convirtiendo en humanos, y que chulada la evolución de los simios durante la película sobre todo Cesar (Andy Serkis, siempre genial) y los otros chimpances, orángutanes que lo ayudan en su aventura en busca de la libertad...y del engaño (o eso cree él) de su padre el doctor Wild Rodman (James Franco, hace poco visto en "127 horas"). Destaca del resto del reparto a su padre (John Lithgow), Brian Cox (que siempre hace de malo) y Tom Felton (visto en la saga de Harry Potter) haciendo de cabroncete.
Viendo esta peli me acordé de otra peli que se llama "Atracción diabólica" (1988) de George A.Romero, aunque en esta los simios estaban rabiosos y eran mucho más violentos..se puede decir que es el género de terror de monos y que ahora parece que se ha regenerado.
Es una precuela del "Planeta de los simios", y por ese motivo un poco arriesgada y más ahora, aunque imagino que ahora puede ser buen año para recordar viejas leyendas, películas, mitos...
Una película refrescante, veraniega, y que gustará a los fanes del genero de ciencia-ficción sin demasiadas exigencias en la originalidad. También tengo peros y es algunos excesos con los poderes de los simios, y el casi inexistente papel de la chica (Freida Pinto) en la historia ¿porque está?, pues para dar celos...al pobre César..
Y la semana que viene "Super 8" y "Conán el bárbaro"...¡¡¡más palomitas!!!

2 comentarios:

  1. Bueno, no ha estado mal. Mucho grito, mucho movimiento, pero estos monos son más buenos que el pan, solo quieren "un poquito de libertad", pero si solo matan a dos malos malones.
    Me ha parecido una película muy familiar, para ver en el cine con los niños, los abuelos y el perro si me pones. Nada que ver con la primera El planeta de los simios, pero bueno, está entretenida.Cesar: "Ya estoy en mi casa".

    ResponderEliminar
  2. Soy Blade runner jeje...
    Pues si es una peli para la familia...(no sale apenas sangre)..el final muy logrado pero nada que ver con la primera original. Aunque ha gustado mucho la peli, a mi me divirtió.

    ResponderEliminar